Dr.César Garcia-Madrid

Dr. César García-Madrid
Director ejecutivo

Diagnóstico y Tratamiento de las Enfermedades Vasculares

Fistulas arterio-venosas para hemodialisis

 

Accesos vasculares para hemodiálisis: 

La hemodiálisis consiste en hacer circular la sangre a través de filtros especiales por fuera del cuerpo. La sangre fluye a través de una membrana semipermeable (dializador o filtro), junto con soluciones que ayudan a eliminar las toxinas cuando los riñones no funcionan adecuadamente. 

La hemodiálisis requiere un flujo de sangre de 300 a 500 mililitros por minuto, por tanto es necesario lo que se denomina un acceso vascular, es decir una vía para obtener la sangre que será filtrada de elementos tóxicos y devolverla al organismo.

Existen tres tipos de accesos vasculares:

· La fístula arteriovenosa nativa (también denominada «FAVI»), la cual se crea mediante la anastomosis (unión) de una arteria y una vena debajo de la piel del brazo. Su localización preferible es a nivel de la muñeca y antebrazo; aunque si esto no fuera posible, se lleva a cabo en casos excepcionales, en otras localizaciones. En los pacientes diestros, la fístula o injerto generalmente se ubicará en el brazo izquierdo. En los pacientes zurdos, la fístula o injerto generalmente se ubicará en el brazo derecho. Tras periodo de 4- 6 semanas, la vena se convierta en un conducto de mayor calibre que permita diálisis periódicas de manera prolongada en el tiempo. La fístula puede usarse durante mucho años. 

· La fístula con prótesis o injerto con GORE-TEX (también denominado « injerto AV »), que se crea mediante la interposición de un tubo de plástico entre una arteria y una vena del brazo o muslo. El tubo plástico se implanta en forma “U” debajo de la piel, para unir la arteria y vena entre sí codo. La fístula con prótesis puede comenzar a usarse 4 semanas después de la intervención quirúrgica. Los injertos AV generalmente no son tan duraderos como las fístulas AV, pero un injerto bien cuidado puede durar varios años. 

fistula arterio-venosa protésica para hemodiálisis

Fistula arterio-venosa protésica femoral. Preparación para la tunelización subcutánea

 
· El catéter tunelizado para hemodiálisis, el cual se introduce de manera percutanea en la vena yugular o subclavia, y muy excepcionalmente en femoral. Lo consideramos un acceso transitorio hasta que la fístula AV o el injerto AV estén en condiciones de usarse. Por regla general, no se usa como un acceso permanente

La fístula A-V nativa (FAVI) se realiza bajo anestesia local y en regimen ambulatorio. Nuestro equipo ha realizado toda la cirugía de hemodiálisis del Hospital Clínic (2002-2009)

Al igual que en otros campos de la medicina dos son los aspectos fundamentales para obtener los mejores resultados: la experiencia del equipo y el abordaje individualizado de cada paciente.

 

Volver al listadovolver