Fistulas arterio-venosas para hemodialisis

Accesos vasculares para hemodiálisis

La hemodiálisis consiste en hacer circular la sangre a través de filtros especiales por fuera del cuerpo. La sangre fluye a través de una membrana semipermeable (dializador o filtro), junto con soluciones que ayudan a eliminar las toxinas cuando los riñones no funcionan adecuadamente. 

La hemodiálisis requiere un flujo de sangre de 300 a 500 mililitros por minuto, por tanto es necesario lo que se denomina un acceso vascular, es decir una vía para obtener la sangre que será filtrada de elementos tóxicos y devolverla al organismo.

Existen tres tipos de accesos vasculares:

1) La fístula arteriovenosa nativa (también denominada «FAVI»), la cual se crea mediante la anastomosis (unión) de una arteria y una vena debajo de la piel del brazo. Su localización preferible es a nivel de la muñeca y antebrazo; aunque si esto no fuera posible, se lleva a cabo en casos excepcionales, en otras localizaciones. En los pacientes diestros, la fístula o injerto generalmente se ubicará en el brazo izquierdo. En los pacientes zurdos, la fístula o injerto generalmente se ubicará en el brazo derecho. Tras periodo de 4- 6 semanas, la vena se convierta en un conducto de mayor calibre que permita diálisis periódicas de manera prolongada en el tiempo. La fístula puede usarse durante mucho años. 

2) La fístula con prótesis o injerto con GORE-TEX (también denominado « injerto AV »), que se crea mediante la interposición de un tubo de plástico entre una arteria y una vena del brazo o muslo. El tubo plástico se implanta en forma “U” debajo de la piel, para unir la arteria y vena entre sí codo. La fístula con prótesis puede comenzar a usarse 4 semanas después de la intervención quirúrgica. Los injertos AV generalmente no son tan duraderos como las fístulas AV, pero un injerto bien cuidado puede durar varios años.

Fístula arterio-venosa protésica para hemodiálisis

3) El catéter tunelizado para hemodiálisis, el cual se introduce de manera percutanea en la vena yugular o subclavia, y muy excepcionalmente en femoral. Lo consideramos un acceso transitorio hasta que la fístula AV o el injerto AV estén en condiciones de usarse. Por regla general, no se usa como un acceso permanente

La fístula A-V nativa (FAVI) se realiza bajo anestesia local y en regimen ambulatorio. Nuestro equipo ha realizado toda la cirugía de hemodiálisis del Hospital Clínic (2002-2009)

Al igual que en otros campos de la medicina dos son los aspectos fundamentales para obtener los mejores resultados: la experiencia del equipo y el abordaje individualizado de cada paciente.

«volver



Desarrollo web: Vinx
Diseño web: WEBfine