La Terapia Neural

¿Cómo funciona y a quién puede aplicarse la Terapia Neural?

La Terapia Neural consiste en el tratamiento sobre el Sistema Nervioso Vegetativo (SNV). La finalidad de la Terapia Neural (TN) es facilitar los mecanismos de autocuración del organismo enfermo para que él busque su propio orden mediante estímulos en puntos específicos del sistema nervioso. Las bases científicas de la terapia neural tienen inicios en las investigaciones de los rusos Pavlov y Speransky y los alemanes Huneke.


¿Cómo funciona?

El SNV integra los diferentes tejidos y órganos del cuerpo a traves de una red de información. Por su participación en los procesos mentales, emocionales, sociales y culturales, el sistema nervioso es una pieza clave en la integración de la totalidad del SER.

Diferentes irritaciones en el sistema nervioso provocadas a lo largo de la vida por infecciones, intervenciones quirúrgicas, cicatrices, fracturas, problemas dentales, traumas psíquicos, etc., pueden provocar alteraciones en la transmisión de información a través del mismo sistema nervioso (SN). Estos eventos pueden generar las condiciones para la aparición de trastornos con manifestaciones locales o a distancia cuyas repercusiones apareceran allí donde ya existe una predisposición a la disfunción.

El objetivo de la Terapia Neural es neutralizar estas irritaciones que afectan el tono neurovegetativo y desencadenan o favorecen la aparición de diversas enfermedades. Para neutralizar estas irritaciones se utiliza un anestésico local muy diluido (generalmente, clorhidrato de procaína al 1 o 0.5%), que posee un alto potencial eléctrico y se inyecta en microdosis especificamente en los puntos del SN que se considera que están más irritados y que podrían ser factores determinantes en la enfermedad. La procaína repolariza y estabiliza el potencial de membrana permitiendo así recuperar y estabilizar el SNV. La recuperación de las facultades del SN hace que éste pueda desarrollar de nuevo sus funciones de regulación y curación.

Como todos los nervios están conectados entre ellos formando una red nerviosa de información, cualquier irritación en una parte de esta red puede alterar el funcionamiento de toda ella, como un cortocircuito en una red eléctrica. A estos cortocircuitos se les llama Campos de Interferencia. Y se llama Fenómeno en Segundos a la desaparición total de los síntomas después de inyectar la procaína en un campo de interferencia. Sería algo así como que a una persona que refiere mareos o migrañas o vértigos o dolores musculares o cualquier otro síntoma después de una intervención quirúrgica (días, meses o años), le desaparecen estas dolencias inmediatamente después de inyectar la procaína en la cicatriz de la intervención (campo de interferencia por la cicatriz, que implica nervios cortados). Este hecho es tan comprensible como que regrese la luz a toda la casa después de arreglar un simple cortocircuito.

La mejoría lograda con la Terapia Neural puede ser inmediata y suele aumentar con la repetición, hasta llegar a la ausencia de síntomas. La TN constituye una terapéutica con buenos resultados, económica y segura.


¿A quién se puede aplicar la Terapia Neural?

La TN puede resultar eficaz para cualquier persona, para cualquier enfermedad, incluidos niños lactantes y mujeres embarazadas. No obstante, deben evitarse como es lógico, las inyecciones profundas en las personas con problemas de coagulación.


El profesional

La experiencia acumulada por numerosos profesionales con cientos de miles de pacientes hacen que esta sea una terapia segura si se es un buen conocedor de la técnica. Por cuestiones legales sólo pueden inyectar licenciados en medicina, diplomados en enfermería y odontólogos.

«volver



Desarrollo web: Vinx
Diseño web: WEBfine